La información no es una mercancía es un derecho universal de las y los venezolanos

De esta manera  responde la Guerrilla comunicacional a los vendedores de publicidad que defienden la libertad de expresión confundiéndola con libertinaje  y a la cual solo le sacan provecho económico., defender a quien engaña, manipula y denigra a través de un espacio radioeléctrico del Estado. 

Prensa Guerra Comunicacional /Joel R. Mañez  Miembros del Guerrilla Comunicacional calificaron como contradictorias y de politiquería barata las declaraciones de un grupo de trabajadores de las distintas empresas de comunicación de la ciudad, donde señalan el presunto  acoso de parte de la revolución a la  libertad de prensa, pero al mismo tiempo, aparecen libremente expresándose,  dando ruedas de prensas,  y diciendo lo que les da la gana.

Recordaron que existe una causa y de allí  la acción contra la estación de radio que ellos defienden,  es un procedimiento administrativo realizado ante la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), de acuerdo a los establecido en la ley y la actuación del dueño  de la mencionada emisora que tendrá su repuesta oportuna y será el ente quien determine la situación, como institución  reguladora  de las comunicaciones en este país.

“El derecho de opinión de expresión es de todas  y todos  los venezolanos, no pertenece a empresarios que a través de una concesión radial administrada por  al Estado,  sea utilizada  para arremeter, engañar, manipular e incluso sacar provecho económico y creerse dueño de un espacio radioeléctrico que es propiedad de las y los venezolanos como lo reza   la Ley de Telecomunicaciones”, indicaron los comunicadores populares.

En tal  sentido, puntualizaron  que el artículo 57 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV9, establece  lo siguiente “Quien haga uso de este derecho asume plena responsabilidad por todo lo expresado. No se permite el anonimato, ni la propaganda de guerra, ni los mensajes discriminatorios, ni los que promuevan la intolerancia (odio)”.

De igual forma,  en el artículo 58 la CRBV dice de los deberes y responsabilidades que indique la ley, además la información oportuna, veraz e imparcial, por tal motivo la libertad no debe ser sinónimo de libertinaje, que es lo que algunos vendedores de publicidad y cuña hacen a través de las empresas de comunicación manejadas por ellos mismos  y a su antojo.

            Insistieron los guerrilleros que los artículos 57 y 58 no son para que empresarios y vendedores asuman que la información es una mercancía  y la verdad como   absoluta, ni de ellos solamente, lo referidos artículos  establecen que es libre y la  verdad es la que debe privar en las y los usuarios.

Aseguraron  que parte del grupo que defiende al vendedor de publicidad, algunos de ellos hoy gozan de un título de licenciados en comunicación social gracias a la  Universidad Bolivariana de Venezuela(UBV), proyecto político para democratizar el sistema educativo universitario del Comandante de la Revolución, Hugo Chávez, , que les permitió de manera gratuita obtenerlo, algo que en los desgobiernos  de la IV República que ellos defiende y fueron  parte,  era imposible en este estado  realizar estudios  de periodismo sin tener que pagar.

A tiempo que precisaron que este vendedor, manipulador presuntamente mantiene aún deudas con el Estado venezolano, además según también  tiene  denuncias  por la Fiscalía de la República por denigrar de la mujer, por eso se preguntaron ¿porque defender a alguien que actúa fuera del marco de la ley para luego pretender ponerse como víctima? 

 

Share this article