Imprimir esta página

El Evangelio Cambia repartió más de 70 mil platos de sopa en Ciudad Bolívar

Con la motivación de generar positivas transformaciones en nuestro entorno social, a través del mensaje de Jesús y su ejemplo de amor, El Evangelio Cambia realizó una Mega Jornada de Acción Social en Ciudad Bolívar, estado Bolívar, este sábado 14 de octubre, en la que se repartieron más de 70 mil platos de sopa; además, se brindó a los asistentes servicio de medicina general, odontología, asesoría legal, peluquería, barbería, manicura, pedicura, y para los niños, actividades recreativas.

En el marco de esta actividad, el pastor Javier Bertucci, Director de El Evangelio Cambia, compartió con voluntarios y personas que allí se encontraban, motivándolos a seguir creyendo por días mejores que vendrán para sus vidas y país. Enfatizó que el mayor problema es la descomposición social y que para restaurar se debe comenzar sembrando los valores en los niños, en los jóvenes y haciendo valer el amor de Jesús. Además añadió “Este país será restituido y seremos el país grande que todos queremos ser y que Dios ha guardado para nosotros.

Es importante resaltar, que cada uno de los beneficios se ofreció de manera gratuita, gracias al aporte voluntario de quienes integran el gran equipo de El Evangelio Cambia, a los entes regionales y municipales, así como distintas empresas que hacen vida en la región, los cuales se sumaron a esta iniciativa en beneficio de los habitantes de las comunidades más desasistidas en la entidad, haciendo a un lado todo tipo de diferencias para trabajar en conjunto por un mejor porvenir.  

Estas jornadas que se realizan por todo el territorio nacional son posibles gracias al esfuerzo, compromiso y entrega de sus voluntarios, siendo la mayor recompensa para ellos el saber que a través de estas actividades muchas vidas son cambiadas positivamente y marcadas por el amor genuino que se les muestra al ser atendidas, por lo que esperan continuar desarrollando esta labor hasta ver una sociedad transformada por el amor de Dios, que es lo que los impulsa.

Share this article