El paludismo no tratado causa severos daños durante el embarazo

El estado de gravidez puede generar vulnerabilidad ante las enfermedades y el paludismo especialmente desencadenar anemia severa en la madre e inclusive un aborto, asevera la Dra. Ángela Martínez, directora de Salud Ambiental del Instituto de Salud Pública (ISP).

“Es importante que toda embarazada tome conciencia sobre la necesidad de cumplir estrictamente el tratamiento contra el paludismo, ya que de no tratarse genera anemia grave y en el feto incrementa el riesgo de aborto espontáneo, muerte intrauterina, parto prematuro y bajo peso/talla al nacer”, explicó.

En el tratamiento de gestantes está contraindicada la primaquina. Si la paciente presenta plasmodium vivax la indicación consiste en tres días de cloroquina más una dosis semanal desde el momento del diagnóstico hasta el final del embarazo y posterior al parto durante seis meses.

“La primaquina causa severos daños al feto y al recién nacido ya que no ha madurado su función hepática, e indudablemente pueden transferirse sus compuestos durante el embarazo y la lactancia. Es a los seis meses cuando el bebé madura dicha función y la madre puede comenzar a ser controlada con este medicamento mientras amamanta”, aclaró Martínez.

Si la paciente es diagnosticada con plasmodium falciparum o mixto, dependiendo del momento en que se encuentre el embarazo al momento del diagnóstico, el tratamiento se basa en tres días de quinina en el primer trimestre o mefloquina artesunato si ocurre en el segundo y tercer trimestre.

El Dr. Félix Rodríguez, jefe de Salud Sexual y Reproductiva de la Dirección Programas de Salud ISP, hizo un llamado urgente a las embarazadas para que una vez diagnosticadas acudan a su establecimiento de salud para tratarse esta parasitosis hemática. “No esperen a que pase más tiempo y avancen las complicaciones dejando en riesgo ambas vidas, ¡debes cuidarte y a tu bebé!”.

Destacó que el examen de gota gruesa y extendido es el mecanismo para diagnosticar el paludismo o malaria en la gestante, al igual que en cualquier otro caso, así como la ingesta de vitaminas es importante para el saludable desarrollo del feto.

Se debe cumplir de seis a nueve controles durante la gestación; aquellas mujeres que no lo hacen pierden la oportunidad de detectar problemas y recibir la atención - tratamiento adecuados”, puntualizó Rodríguez.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), “las principales causas de muerte de la mujer durante el embarazo y el parto son: hemorragias graves, infecciones, abortos peligrosos, trastornos hipertensivos (preeclampsia y eclampsia) y afecciones médicas que complican el embarazo o se ven complicadas por él, como las cardiopatías, la diabetes o la infección por VIH/sida”.

Share this article